Nota publicada Edición Impresa "Agosto 2015"
Congresos & Seminarios

Tiempo de mayor gestión y eficiencia para el sector porcino

Con la presencia participativa de más de 400 personas, entre productores, especialistas, técnicos y empresarios del sector porcino, se llevó a cabo en el Hotel Amerian de Villa María la quinta edición de la Jornada Todo Cerdo, organizada por el Grupo Todo Agro con el apoyo del Instituto AP de Ciencias Básicas Aplicadas de la Universidad Nacional de Villa María y del Inta Villa María.
La primera de las exposiciones estuvo a cargo del consultor, doctor Horacio Gabosi, presidente de Netpork S.A., quien asumió “Los desafíos de la cadena porcina en el corto, mediano y largo plazo. Fortalezas y Debilidades para el próximo lustro”. 
Apoyándose con datos certeros mostrados en cuadros enumeró los ítems para llevar adelante por parte de los productores. “Cinco años en la producción porcina es muy corto plazo”, aclaró.
“Argentina viene mostrando un gran crecimiento cualitativo en la producción porcina, se ha incorporado genética de muy buen nivel, semejante a otras partes del mundo, con alimentos (maíz y soja) mejor que en cualquier otra parte del mundo. Tenemos suelo, agua, mano de obra, creo que es cuestión de saber juntar todas esas cosas para hacer una producción de excelencia”, enfatizó.

Inseminación artificial
La inseminación artificial no es algo nuevo, pero tiene todavía mucho campo de acción en la producción de cerdos. Así se desprende de lo expuesto por la doctora en Ciencias Veterinarias Sara Williams, quien desde el título definió “Inseminación Artificial, una técnica de bajo costo y alto impacto”. Lo primero que diferenció con aplicaciones de la técnica en otras especies fue la temperatura de conservación del semen porcino (15°C) definiéndolo como “una limitante”. Por eso, dijo que ha sido lenta su aplicación y su difusión.
Abundando en datos técnicos y científicos, Williams trazó algunos parámetros para dar a conocer en qué tipo de producción puede ser más aconsejable y sustentable, siempre señalando que “para la mayoría es una cuestión de costos”.

La alimentación de los cerdos
También concitando gran atención, el doctor Juan Sosa, técnico de Provimi, abordó el tema “Manejo de alimentación para la etapa de terminación”. 
"Los costos de alimentación representan el 63 % del costo del cerdo", mostró en una de sus proyecciones.
Sosa destacó la alimentación, la sanidad, las instalaciones, el manejo y la genética, como los cinco pilares de la producción porcina, cuyo respeto es la base del resultado de la explotación. “Así tendremos mejor peso y mayor retorno económico”, sintetizó.
"Argentina avanzó mucho en materia de vacunación y eso nos ayudó mucho para disminuir el número de mortandades", dijo Sosa, pero recomendó cuidar mucho el tema de las micotoxinas.

El mundo quiere un producto 
El Licenciado en Economía Carlos Seggiaro, consultor privado y docente de la UNVM, fue taxativo al diferenciar foto de película, en la producción porcina de Argentina. Sucedió en su charla titulada “La economía que viene. El impacto en el sector porcino.  ¿Qué puede pasar con el cambio de gobierno o de modelo económico? Oportunidades y desafíos”.  
“El ciclo ‘K’ coincide con el de mayor expansión de la producción de cerdos en Argentina”, describió Seggiaro, detallando que “hubo políticas de gobierno a favor del sector, pero también hubo políticas hostiles para otros sectores que terminaron beneficiando a los productores porcinos”.
Pero la mirada al futuro inmediato (diciembre en adelante) por parte del productor está centrada en tipo de cambio, retenciones a las exportaciones y los ROE. El potencial escenario que describió Seggiaro contempla “un proceso de mejora del tipo de cambio, algún nivel de respuesta para las retenciones a las exportaciones -no quita-, y la eliminación (quizás rápida) de los ROE”. En este contexto mostró cuadros con “las propuestas o ideas” de grandes empresas y/o grupos empresarios acerca de lo que puede llegar a suceder en materia de medidas económicas y cambios.
Como sucede habitualmente, no todo va a parar para un mismo lado de la balanza, porque si cambian las condiciones en la comercialización del maíz se puede afectar al sector porcino. Pero si se recompone el negocio de exportación de carne vacuna es una buena noticia para el productor porcino para continuar con el proceso de sustitución. 

Fuente: Nuestro Agro

  Recomendar a un amigo
 * Tu Nombre
 * Tu E-Mail
 * Nombre amigo
 * E-Mail amigo
Enviar
  Comentarios de Lectores
Sin comentarios hasta el momento.
Comente este artículo
 *
* Ingrese el código a continuación:
Código
Enviar