Nota publicada Edición Impresa "Enero 2018"
Tema de Tapa

El debate: cómo educar mejor adaptándose a los cambios

El debate: cómo educar mejor adaptándose a los cambios
Este modelo de educación integral incluye prácticas reales en los tambos comerciales del colegio. Cuentan con dos unidades productivas.
El director de la Escuela Agrotécnica "Los Colonizadores", Hugo Bidart, hizo algunas reflexiones sobre cómo se debe adaptar y actualizar la enseñanza ante los profundos cambios tecnológicos y sociales que han roto con muchos paradigmas sin lograr respuestas en tiempo y forma a los educandos.
Nuestro Agro (NA) - En 30 años como director de una Escuela Agrotécnica seguramente usted ha vivido una gran experiencia sometida a cambios constantes. ¿Cuáles son los mayores desafíos hoy?
Hugo Bidart (HB) - En Educación yo creo que hay falencias, en cada lugar existen problemas más graves o más atenuados según donde se esté, pero convengamos que los cambios nos llegan a todos, las escuelas en una gran ciudad y la nuestra que se asienta en una pequeña población, tienen los mismos desafíos, que es cómo acompañar el cambio constante que nos plantea este mundo, son muy rápidos mientras que la educación es más lenta para adaptarse a esa velocidad. Primero tenemos que capacitar a los docentes, ellos son seres humanos que también son avasallados por los cambios. Si bien nos atraviesa un gran problema que es la pérdida de valores, las conductas básicas que deben mostrar los jóvenes que son reflejo de sus padres, de una familia, también nos afectan las nuevas tecnologías que no se pueden ignorar, a las que hay que incorporar y adaptarlas para un correcto uso porque ayudan a un mayor conocimiento, pero no podemos olvidar que nosotros trabajamos con adolescentes que requieren mayor atención. Socialmente ha cambiado el concepto de familia, en mis 30 años vi cambios notables, teníamos un concepto formado que se modificó y en este aspecto no puedo juzgar qué está bien y qué está mal, son épocas, procesos que seguramente deberán estudiar los sociólogos y quienes escriben la historia.
NA - ¿Con qué condiciones egresan los alumnos de una escuela agrotécnica?
HB - Es parte de un debate, nosotros por ejemplo largábamos un técnico secundario que debía ir a competir con un técnico universitario, un veterinario o un ingeniero agrónomo o un terciario y nos dimos cuenta que estas diferencias eran marcadas porque el chico de padres con campo podía insertarse rápidamente en lo laboral, pero los que no tenían esa posibilidad y no continuaban estudiando, terminaban flotando como simples peones. Allá por el 2010 se debatió el tema a nivel Nación y se presentaron dos opciones para las escuelas agrotécnicas: continuar con la currícula de los 6 años tradicionales o bien ofrecer 5 años complementado con una capacitación laboral.  Nuestra escuela optó por los cinco años porque hoy todo tiende a la especialización, a los jóvenes hay que darles los conocimientos teóricos y prácticos para que tengan las herramientas para continuar estudiando, haciendo una especialización. Fue un nuevo concepto que se planteó en el 2010, y nosotros lo vimos como una necesidad, que el joven salga del secundario con una idea técnica y práctica para continuar un terciario o una carrera universitaria. A nivel Nación el concepto fue que la parte técnica tiene que tener 6 años y la otra 5 años, con esa idea nosotros debatimos con docentes y profesionales desde una visión más abierta y coincidimos que inmovilizar a un joven 6 años en un lugar no era conveniente, por lo tanto defendimos la postura de los 5 años con una formación complementaria que puede ser la producción de leche, de carne, de cerdo, que se hace en forma paralela. Fue una decisión propia y opcional, por lo que fundamentamos nuestra posición y la pusimos en práctica. Nosotros hacemos un seguimiento del egresado y vemos qué ocurre cuando los chicos no logran insertarse en el trabajo.
NA - Las prácticas que realizan aquí los alumnos ¿son similares a lo que fueron en su momento las pasantías?
HB - Sería algo similar, pero más completo y consecuente. Aquí tenemos jornada completa, se cumple con toda la currícula pero no damos el título técnico, es un secundario (Bachiller Modalidad Agro y Ambiente) que permite tener una formación complementaria que queda certificada cuando el alumno egresa. Antes se decía que eran necesarias las pasantías pero las empresas eran reticentes a esa modalidad. Aquí en nuestra escuela los chicos pueden trabajar en el tambo, en ganadería o en el proceso industrial que se realiza en nuestra planta de quesos, además del resto de las actividades de producción.
NA - ¿Todas las escuelas optaron por este sistema?
HB - No todas, sólo algunas, son distintas maneras de enfocar esta enseñanza, aquí vienen chicos de Santa Fe, de Esperanza, de Sarmiento, de Providencia, de María Luisa, de Llambi Campbell, Progreso, de Recreo, de toda la zona. Muchos siguen la carrera de técnico- lácteo por ejemplo y vemos que se han insertado rápidamente en distintas industrias láctea de la región, a nosotros nos interesa que los jóvenes continúen estudiando, que no se queden en la comodidad de vivir en el pueblo. Y muchos siguen carreras universitarias como Veterinaria o Agronomía pero también optan por Ciencias Económicas, Arquitectura, hoy hay una gran diversidad de carreras que permiten insertarse como profesionales y ese es nuestro objetivo. Algunos hasta regresan al pueblo ofreciendo sus servicios como veterinarios o agrónomos, en la zona más cercana donde hay todavía unos 26 tambos. Además, el 60% de nuestros docentes son egresados de esta Escuela. 
NA - ¿Cuenta la escuela con algún aporte de organismos públicos?
HB - La escuela presenta permanentemente proyectos en distintos organismos del Estado provincial y Nacional, claro que hemos recibido aportes desde la provincia a través del Ministerio de la Producción, también de la Subsecretaría de Lechería de la Nación, del Ministerio de Agricultura de la Nación, del INET utilizándose créditos fiscales, también hay algunos aportes solidarios de privados, siempre tenemos en carpeta distintos proyectos, la escuela es referente en una gran zona y entre nuestros objetivos está generar jóvenes emprendedores que sepan qué es una cadena de valor y que puedan incursionar luego en los agronegocios. 

Fuente: Nuestro Agro

  Recomendar a un amigo
 * Tu Nombre
 * Tu E-Mail
 * Nombre amigo
 * E-Mail amigo
Enviar
  Comentarios de Lectores
Sin comentarios hasta el momento.
Comente este artículo
 *
* Ingrese el código a continuación:
Código
Enviar