Nota publicada Edición Impresa "Febrero 2018"
Lechería

Reabren las plantas de Moldes y Centeno

El proceso de crisis al que ingresó la cooperativa láctea  SanCor desde comienzo del año pasado ha tenido un gran impacto económico y social en la gran cuenca lechera de Santa Fe y Córdoba.
Mientras se avanza en un proceso de reconversión total  que significará la venta del 90% del capital, según ha trascendido, cuando todo indica que será la renombrada cooperativa Fonterra la que se hará cargo del manejo de la gran empresa láctea, se produjeron dos noticias positivas. De las cuatro plantas que en el comienzo de este proceso cerró SanCor, la de Coronel Moldes (Córdoba) y la de Centeno (Santa Fe) vuelven a ponerse en funcionamiento.
En el caso de Moldes, ha sido adquirida por la Cooperativa de Tamberos de Huanchilla Ltda. (Cotahua). Gracias a la ayuda de los Ministerios de Industria, Comercio y Minería y de Agricultura y Ganadería de Córdoba, ha logrado reabrir esta importante planta que vuelve a generar trabajo con muy buenas perspectivas de crecimiento. Después de diez meses de gestiones el pasado miércoles 31 de enero se logró firmar la transferencia del predio fabril a la sociedad anónima, para que la industria láctea pueda volver a funcionar en los primeros días de febrero. Cumplida la transferencia, el presidente de la cooperativa Mario García Díaz aseguró que alrededor del día 12 de febrero esta industria volverá a operar.
El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, entregó a la Sociedad Cooperativa un aporte de 5,4 millones de pesos para ayudar en el proceso de la nueva puesta en marcha de la fábrica que tiene la capacidad de elaborar 150.000 litros diarios de leche y que se reiniciará con una producción de 75.000 litros, para alcanzar en el corto plazo los 90.000 diarios. Una vez que el rimo de producción  esté afianzado se buscará llegar a la capacidad máxima.
Por su parte, en la planta de Centeno en noviembre de 2017 había comenzado la reactivación del predio  con tareas de mantenimiento de la mano de los cerca de 40 empleados que quedaron de la ex SanCor. A fines de enero, sus nuevos dueños (la firma La Tarantela), concretaron la primera partida de productos que salieron de fábrica. El presidente comunal de la localidad santafesina, Juan Gufi, anunció que se elaboraron los primeros 4.500 kilos de queso para la nueva firma.
La Tarantela es una fábrica de quesos ubicada en la localidad bonaerense de Navarro que distribuye sus productos en el conurbano bonaerense y en la ciudad de Mar del Plata. Cabe destacar que SanCor había cerrado la planta el 7 de marzo de 2017 y desde entonces algunos empleados aceptaron retiros voluntarios y relocalizaciones, pero otros se quedaron y ahora retornaron a sus puestos. 

Fuente: Nuestro Agro

  Recomendar a un amigo
 * Tu Nombre
 * Tu E-Mail
 * Nombre amigo
 * E-Mail amigo
Enviar
  Comentarios de Lectores
Sin comentarios hasta el momento.
Comente este artículo
 *
* Ingrese el código a continuación:
Código
Enviar