Nota publicada Edición Impresa "Febrero 2018"
Lechería

El tambo de la simplificación, una experiencia para conocer

El tambo de la simplificación, una experiencia para conocer
Rodrigo Nicola posa junto a su hijo en "La Tana Linda", el tambo ubicado en Eusebia que se caracteriza por un manejo simple y eficiente.

Se trata de “La Tana Linda”, que tiene 250 VO en un sistema pastoril y se destaca por su manejo simple que garantiza resultados. Trabajo en equipo y eficiencia es la filosofía del joven productor a cargo del establecimiento, que ya comenzó un nuevo desafío: la cruza del Holando con Jersey.

Por Miguel Ángel Ruiz Díaz
Director de Nuestro Agro
mruizdiaz@nuestroagro.com.ar

A los productores que continúan en la actividad lechera, aún superando diversas dificultades, generalmente se los ve dispuestos a enfrentar nuevos desafíos, haciendo correcciones, experimentando, innovando, probando sistemas y evaluando resultados. Aunque también están quienes no se animan o se resisten a los cambios y se apegan a una rutina de alto riesgo. Esto se observa cuando uno sale a recorrer la cuenca lechera y visita los diferentes establecimientos que dinamizan las regiones del interior productivo.
No hay recetas, esto se dice desde siempre, aunque las diferencias en manejo son evidentes y en muchos casos hablan por sí solas en cuanto a resultados, al crecimiento y a la productividad de cada tambo. La clave posiblemente es una sola: dedicación constante, gestión y visión de crecimiento.
Nuestro Agro visitó el establecimiento “La Tana Linda”, ubicado en la zona rural de Eusebia, con 250 Vacas en Ordeñe (VO) en un sistema pastoril con importante simplificación en su manejo. Se trata de una empresa familiar con historia tambera desde los abuelos. Tras el fallecimiento de Oscar Nicola, la sociedad quedó conformada por Rodrigo (32) y Gastón (30) Nicola con su madre Martha. También se cuenta con la colaboración en la administración (junto a Martha) de María Luz, esposa de Rodrigo. Por su parte, Gastón está abocado especialmente a la agricultura y colabora con Rodrigo en momentos en el tambo. Todos integran un equipo de trabajo junto al personal, gente que aporta ideas e inquietudes en la toma de decisiones. 
“El concepto de organización está presente en la empresa, se desarrollan todas las tareas en base a un calendario anual de actividades que tienen un comienzo y un final”, comenta Rodrigo que oficia de anfitrión ante la visita de este medio. Integrante del CREA Rafaela, con estudios secundarios en el Colegio Agrotécnico Salesiano de Colonia Vignaud, este joven productor resalta las oportunidades que ha tenido para capacitarse: “aprender y enfrentar todos los días desde la dinámica que genera un tambo, aunque tenemos una rutina de trabajo que pasa por la planificación; tratamos que nuestras tareas se realicen en un clima agradable donde todo el personal es respetado y escuchado, de ellos depende el resultado de la parte productiva”.
El equipo de trabajo lo conforman un veterinario en reproducción, otro para atender la guachera y casos clínicos, un ingeniero agrónomo con quien se planifica la siembra de pasturas y cultivos en función de las necesidades del tambo, también se trabaja en calidad de leche y un asesor CREA que se encarga de la gestión empresarial. Cabe destacar que el personal es informado y consultado en todo lo que se decide.

“Nuestro sistema funciona”
Rodrigo demuestra su pasión por el tambo. En la charla con Nuestro Agro queda demostrada la avidez por conocimientos que presenta, para luego trasladarlos a su equipo. Sin recetas mágicas, decidimos conocer más sobre el manejo y la producción en “La Tana Linda”.
Nuestro Agro (NA) - ¿Con qué criterio se enfoca la producción de leche en este establecimiento?
Rodrigo Nicola (RN) - Yo siempre advierto que hablo en función de los resultados que obtenemos, soy muy respetuoso de los distintos criterios que otros productores utilizan para producir y que todos son válidos en la medida que los resultados satisfacen. Aquí el enfoque es la simplificación del sistema pastoril con un cuidadoso control reproductivo que es la llave del sistema. Fijamos un calendario de actividades para todo el año y cada uno de los operarios se ajusta a cumplir porque sabe que si alguno de los objetivos no se cumple se está afectando a todo el sistema, esto se logra con un trabajo en equipo donde todos están informados de lo que se debe hacer por medio de objetivos y protocolos.
NA - ¿Cómo se describe ese calendario de trabajo?
RN - Es simple, fijamos que los servicios se inician en junio y terminan en diciembre. Los partos se producen entre marzo y septiembre y la crianza abarca de marzo hasta noviembre y las vacaciones del personal se produce en enero y febrero y que, obviamente, se ordeña todo el año. En esto hay un firme compromiso de cumplir los objetivos y en ese sentido cada uno trabaja evaluando semana tras semana y corrigiendo cuando es necesario.
NA - ¿Cómo se enfoca el control reproductivo?
RN - Para nosotros es la clave y por ello le prestamos muchísima atención, se ha capacitado al personal, tenemos una persona que mientras se ordeña es el encargado de la detección de celos y de la inseminación. Se trabaja con el uso de pinturas en el 100% de las vacas con excelente resultados, todas las semanas se despintan los animales y se los vuelve a pintar para que no haya dudas, por lo tanto la detección de celos es óptima es muy buena con una eficiencia en concepción para nosotros muy buena, trabajando de esta manera logramos preñar arriba del 80% de las vacas sobre el total al finalizar los servicios ya descontando los abortos. Cada 15 días se hace tacto, luego de esa tarea se cargan todos los datos a un programa reproductivo para analizar con el inseminador y veterinario cómo fue la tasa de inseminación, tasa de concepción y tasa de preñez, por si hay que hacer algún ajuste, ver dónde hay que hacerlo; además utilizamos parches y prostaglandina que ayudan a concentrar los celos.
NA - ¿Tienen problemas de mortandad en las guacheras?
RN - Es muy baja, nosotros manejamos guacheras comunitarias que nos da excelentes resultados y simplificación de la labor que está exclusivamente a cargo de Jésica, la esposa de nuestro inseminador Marcelo Villalba. Los terneritos están 60 días tomando 4 litros de sustitutos lácteos en los tetinómetros con un poco de rollo de alfalfa desde los diez días y balanceador iniciador peleteado a discreción. Tenemos recría 1 y recría 2, hasta los 190 kilos que consumen rollo de alfalfa de calidad y balanceado recría a voluntad, luego se llevan a la recría que pasan a consumir pasturas con silo autoconsumo y balanceado si es necesario.
NA - Hablemos de los servicios y de la genética.
RN - A la hora de buscar el semen para inseminar, buscamos toros fértiles. Inseminamos a las vaquillonas a los 380 kg ya que por el momento tenemos vacas grandes, hoy nuestro desafío es buscar un animal de menor tamaño, que sea fuerte de patas y buenas ubres, buscamos además rusticidad y longevidad. Esto es lo que estamos definiendo y comenzamos en el 2017 haciendo servicios para iniciar una etapa de cruzamiento del Holstein con Jersey apuntando a un rodeo Holstein neozelandés. Para nuestro sistema pastoril y de clima muy cambiante, lo cual hace dos años que nos viene pegando muy duro y nos llevó a fuertes descartes y muerte de vacas, necesitamos este tipo de animal. En nuestra zona existen buenas experiencias, está por ejemplo un tambo de Raúl Beltramino que desde 2008 lleva adelante esta experiencia y también está la experiencia del INTA Rafaela con buenos indicadores. Lo que digo siempre es que se puede elegir cualquier genética, pero necesitamos adaptar el sistema para cada una, además de ofrecerle todo el confort posible, hay que cuidar las vacas porque son nuestro principal capital y yo agrego que también debemos generarle al personal todas las comodidades esenciales para que puedan vivir bien,descansar y trabajar cómodamente.
NA -  ¿Cómo es el manejo del rodeo ahora en verano?
RN -  Los horarios de ordeño son a las seis de la mañana y a las cinco de la tarde. Luego del ordeñe de la mañana van a la sombra a comer silo en autoconsumo, rollo de alfalfa y agua fresca, luego vuelven a ser ordeñadas a las 17 hs donde  comen nuevamente balanceado, de allí van a comer el pasto cortado por única vez al día. Como son animales que caminan demasiado, disponemos de callejones bien compactados y abovedados para que el agua no quede. En los potreros tenemos bebedores movibles donde llega agua por sistema de presurización, que el animal beba agua limpia y fresca todo el día nos ha permitido producir un litro y medio más de leche por vaca. 

Los desafíos
Más allá de la disciplina de trabajo, de la simplificación de un sistema que pasa por ordeñar un solo rodeo, manejo pastoril y silo en autoconsumo, balanceado mecanizado en la sala de ordeñe, de guacheras comunitarias y concentración de pariciones, el mayor desafío que se plantea este productor es de un cambio de genética buscando un animal de menor tamaño, que necesite comer menor cantidad de kilos de materia seca, con rusticidad y con mayor duración en el tambo.
Este establecimiento dispone de 131 hectáreas propias dedicadas al tambo, con una carga de 2,2 VT, mientras que la recría se hace en otro campo de 120 ha. Alquilan 400 hectáreas donde se produce agricultura de rotación, pasturas para rollos y algo de soja y sorgo.
Las vacas que duran 2,5 a 2,7 en sus lactancias no lo conforman a Rodrigo: “ese es nuestro desafío, un sistema pastoril para nosotros es tener animales más chicos, que duren más, que consuman menos kilos de materia seca y que proporcionalmente la producción de leche pueda ser sustentable con una materia prima con más sólidos y que esa calidad sea reconocida por la industria”.
Otro desafío en este tambo pasa actualmente por la construcción de una nueva sala de ordeño que tendrá 24 bajadas porque la actual con, diez bajadas, alarga el tiempo de ordeño y termina cansando al personal. Cabe destacar que la nueva estructura ya se puso en marcha con un crédito a diez años. 

Datos de "La Tana"
Superficie para tambo: 131 ha.
Superficie para recría de vaquillonas: 120 ha.
Rodeo: 300 VT. 250 VO. Carga: 2,2 v/ha.
Producción individual promedio: 23 lt/año
Agricultura: en 400 ha. alquiladas. Reposición propia.
MS por vaca: 22/23 kg.(alfalfas y ryegrass, silo autoconsumo de maíz-trigo-soja, balanceado, heno de alfalfa)
Servicios: inseminación junio a diciembre. Uso de pintura para detección de celos.
Concentración de partos: de marzo a septiembre. Tactos cada 15 días. 
Crianza: en guacheras comunitarias hasta 60 días. Prosigue en campo satélite con crianza 1 y crianza 2.
Lactancias: 2,5-2,7 promedio.

Fuente: Nuestro Agro

  Recomendar a un amigo
 * Tu Nombre
 * Tu E-Mail
 * Nombre amigo
 * E-Mail amigo
Enviar
  Comentarios de Lectores
Sin comentarios hasta el momento.
Comente este artículo
 *
* Ingrese el código a continuación:
Código
Enviar