Nota publicada Edición Impresa "Noviembre 2019"
Lechería

"Me hubiese gustado tener más recursos y presupuesto"

El balance de gestión de Alejandro Sammartino al frente de Lechería, incluye los logros de su trabajo y las cuentas pendientes. Un período que estuvo signado por crisis climáticas y de mercado, en un contexto de alta inestabilidad económica interna, con el flagelo de la inflación y bruscas devaluaciones que provocaron serios problemas en el funcionamiento de la cadena.

Por Gustavo Gabriel Gigena
Secretario de Redacción de Nuestro Agro
ggigena@nuestroagro.com.ar

El Ing. Alejandro Sammartino (AS), director nacional lácteo, que llega al final de su gestión en el Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Nación, realizó un balance de su gestión ante la requisitoria de Nuestro Agro (NA).
"El mayor logro de esta gestión tiene que ver con la construcción de capital social, del que carecía el sector cuando asumimos; esto es la construcción de confianza dentro de la cadena, de la institucionalidad, de una Mesa de Competitividad que los terceros lunes de cada mes se junta, con muchos o pocos resultados, pero con el convencimiento de que la cadena tiene que transitar junta", analizó Sammartino. 

El "debe" y el "haber"
NA - ¿Cuáles fueron los logros más significativos que se obtuvieron? 
AS – Creo que construimos institucionalidad a partir del ordenamiento y la transparencia en la cadena, algo que nunca había ocurrido antes. Es la primera vez en años que el sector cuenta con un proceso comercial mucho más transparente y con una serie de reglas de juego que dan previsibilidad. No cercenar las exportaciones; castigar situaciones de cartelización o abuso de poder; generar competencia de mercado, son cosas que hemos logrado. El SIGLEA, el OCLA, el relevamiento y la información oficial. Todas construcciones que nos han permitido contar hoy con un ambiente mucho más competitivo y de entusiasmo por la actividad. 
NA - ¿Y en el "Debe" qué quedó?
AS - En el debe sin dudas queda la macro, que nos ha influenciado negativamente en lo que para mí es lo más grave, el financiamiento. La posibilidad de generar programas que apunten más a la sostenibilidad de las empresas agropecuarias, familiares. 
NA - ¿Faltó presupuesto para eso? 
AS – Creo que sí. Me hubiese gustado tener más recursos y presupuesto para avanzar en un programa de sustentabilidad de los tambos, con más apoyo a Cambio Rural y con más financiamiento. Todas cuestiones que estaban en la línea, pero para lo cual nos faltó la plata. Faltaron recursos como para armar un Programa que se aboque a sostener la empresa familiar y a la incorporación de la nueva generación de jóvenes. Como siempre digo, cuando los jóvenes se involucran y empujan, hacen tambos que son invencibles. En cambio, cuando la nueva generación le dice adiós al tambo, esa empresa tiene fecha de vencimiento. Pero prefiero quedarme con lo que sí logramos y que dejamos funcionando muy bien: la apertura de nuevos mercados. La lechería no estaba mirada por los funcionarios internos y hoy tanto desde Cancillería como del área de mercados, la lechería se incluye dentro de los grandes acuerdos con los países que a nosotros nos interesan como China, Japón, Corea, México. Hoy la lechería está en esas agendas, cosa que antes no estaba. 
NA - ¿En cuanto a la lechería marginal, se pudo avanzar en mecanismos que permitan blanquearla?
AS - Sí, por supuesto. Eso tiene que ver con el ordenamiento, datos, números. La lechería sufrió lo mismo que le pasó al INDEC. Nadie creía nada de lo que se decía. Se hablaba de números pero todos sabíamos que era un "masomenómetro". Nosotros le pusimos números al sector en base a un relevamiento que nos permitió saber cuántas industrias había en la pradera pampeana. Hoy sabemos que hay 670, de las cuales 645 están en funcionamiento. Y eso nos permitió empezar un proceso de ordenamiento y de inclusión nunca visto. Y te doy un dato real: octubre del 2016, 350 empresas estaban en el sistema. Cuando te hablo de que estaban en el sistema, era que facturaban. Hoy tenemos 359 industrias que facturan a través del SIGLEA. Y esas industrias son pymes con 3 o 4 tambos, que se incorporan todos los meses dos o tres pymes con la misma cantidad de tambos. Que permite primero el blanqueo de esa pyme y después de esos tambos. Porque, quieras o no, todavía en este proceso de blanqueamiento que venimos llevando, queda mucho todavía. Quedan muchos tambos sin conocer. Nosotros hoy tenemos en el sistema casi 8.000 pero faltan otros 2.500 que son tambos muy chicos o no tan chicos, que están fuera del sistema aún. 
NA - ¿Por qué no se pudo avanzar en el pago por calidad, algo que parecía un objetivo cuando asumiste?
AS - Siempre se puede avanzar más rápido. Ese claramente es un "debe". Pero no es que estamos en la misma foto que hace cuatro años. Cuando se habla de estos procesos y de estos diagnósticos, caemos en la idea de que la marginalidad está, que no hay financiamiento, no hay caminos. Pero la gestión pública es medirlo también. Y medir cómo estábamos antes y cuánto hicimos hasta ahora. Yo te digo que cuando arrancamos el nivel de pago de calidad era muy bajo. De hecho, las discusiones por la Liquidación Única se basaba en el 80/20 o en el 85/15. Cuando arrancamos el 26% de la factura era lo que se dibujaba. Hoy estamos en 18% de promedio. Con industrias que tienen un correlato con la calidad del 100/100. Pero es cierto, hay otras industrias que no tienen ningún correlato con la calidad. Pero lo importante es que esta discusión ya está dentro de la Mesa y hay una visión consensuada tanto de los productores como de la industria, para ir hacia allá. Estamos publicando un valor en kilos de sólidos que antes no existía. Se paga más por calidad de lo que se cree y menos de lo que se pretende. Estamos a mitad de camino, claramente.

La visión conceptual de la lechería
Al Ing. Sammartino no le fue fácil hacerse cargo de la entonces Subsecretaría de Lechería, porque rápidamente el sector primario lo acusó de ser cercano al eslabón industrial, en un momento donde la cadena láctea, salvo la escuálida FUNPEL, carecía de vínculos confiables entre entidades de productores y centrales industriales, más bien todo lo contrario. 
Pero además, se instaló rápidamente en 2016 el debate sobre qué tipo de lechería aspiraba lograr Sammartino desde su área. Mientras las entidades más afines al Gobierno precedente pedían una fuerte regulación del mercado para asegurar un precio mínimo a los productores, gran parte de la cadena apoyó a Sammartino en su visión más liberal del negocio. 
NA – Al observar la curva de rentabilidad de los tambos durante tu gestión, se advierte claramente que la curva fue inestable, moviéndose al vaivén del mercado, tanto para bien como para mal. ¿Viendo hoy la película completa, seguís creyendo en esta dinámica inestable del negocio? 
AS – Es interesante tu planteo. Pero déjame decirte que hay tres tipos de inestabilidades. La primera inestabilidad es la que te da el clima. La segunda es la que te dan los mercados. Y la tercera es la que te da la macroeconomía. Si no es un Gobierno hábil en términos de tener estabilidad monetaria y cambiaria, se hace muy difícil sortear esas inestabilidades. Nosotros tuvimos las tres y al mismo tiempo. Por eso siempre digo que lo que tenemos que abogar es por una Argentina que se ordene. Si la Argentina no es viable, la lechería tampoco lo será. Esta actividad requiere de una estabilidad cambiaria. Nosotros entendemos que la lechería tiene que estar gestionada en un marco de mercado, pero con herramientas que atenúen esa volatilidad. Por eso venimos trabajando en dos herramientas que son, por un lado, los seguros para el clima y por otro, un mercado de futuros. Esas dos herramientas te atenúan las variaciones de mercado y de clima. Faltó ordenar la macroeconomía como nos hubiese gustado. Países con inflación no pueden tener programas efectivos contra el hambre. Un país en serio, con una moneda fuerte, con estabilidad cambiaria, es la base para cualquier programa. 

Fuente: Nuestro Agro

  Recomendar a un amigo
 * Tu Nombre
 * Tu E-Mail
 * Nombre amigo
 * E-Mail amigo
Enviar
  Comentarios de Lectores
Sin comentarios hasta el momento.
Comente este artículo
 *
* Ingrese el código a continuación:
Código
Enviar