Nota publicada Edición Impresa "Noviembre 2019"
Instituciones

Las dudas de la cadena del maíz

El presidente reelecto de MAIZAR, Alberto Morelli, analizó el escenario productivo tras el triunfo de la oposición en las elecciones generales. Escepticismo por el regreso de “viejas prácticas”.

La cadena del maíz y el sorgo se alista para afrontar una campaña 2019/2020 signada por una coyuntura complicada y una notoria incertidumbre a partir de los resultados registrados en las elecciones presidenciales del 27 de octubre. Desde MAIZAR confían en que no se repetirán “errores del pasado” que puedan impactar drásticamente en el sector, pero tampoco tienen certezas para dejar de dudar. Así lo manifestó a Nuestro Agro su presidente Alberto Morelli, reelegido recientemente para continuar el cargo: “quiero creer que todos hemos madurado y me parece que no hay margen para llevar a cabo acciones a contramano de la producción por la necesidad de divisas que tiene nuestro país”.
Para el dirigente, es necesario “despojarse de los preconceptos” porque entiende que las políticas del próximo Gobierno “no serían similares a las conocidas hace varios años”. De todas maneras, desde la entidad se pondrán a disposición para mantener un diálogo fluido a los fines de exponer el camino que debe tomar la cadena para mejorar su perfomance. “Incluso en años de Gobierno kirchnerista, nosotros insistíamos que las retenciones eran un mal impuesto y eso quedó demostrado cuando fueron eliminadas en los primeros años de la administración de Cambiemos”, expresó Morelli.
Al referirse a las necesidades que tiene el sector, particularmente la cadena, enumeró que “deben manejar la macroeconomía y la inflación, mantener mercados (una política acertada del Gobierno de Macri) porque es la manera que tiene el mundo moderno para evolucionar y nuestro país no puede estar ajeno”. Y agregó: “es difícil imaginar una mayor presión tributaria porque Argentina necesita más producción para generar dólares”. A la hora de ver el “vaso medio lleno” admitió que los precios de los granos que el kirchnerismo tuvo en su momento “hoy no están ni tampoco recibirá el país en las mismas circunstancias que lo recibió en 2003”, cuando el entonces presidente Eduardo Duhalde y su equipo económico lograron “enderezar el barco” luego de la profunda crisis desatada en 2001. 
Y precisió: “debemos tener claro que hay países que juegan fuerte, como Brasil y EE.UU; nosotros tenemos que seguir trabajando por los mercados pero es necesario que mejore sustancialmente el escenario económico, fortalecer a las economías regionales y llevar bienestar a las distintas regiones del interior”.

Escenario productivo
El contexto político y económico repercute de manera directa en las decisiones comerciales de los productores. Por eso, Morelli  no descarta que la siembra de maíz tardío “se vea resentida” y finalmente haya una menor superficie implantada con respecto al último ciclo. “Desde hace unos años ha tenido un crecimiento importante porque los productores utilizan al cereal como un elemento de defensa cuando los precios son bajos, fundamentalmente por malas políticas hacia el sector”.
Por último, remarcó: “la cadena del maíz y del sorgo es un pilar fundamental para el desarrollo del país y la generación de riqueza. La demanda de sus productos sigue creciendo y nos ofrece un sinfín de oportunidades que requieren seguir consensuando estrategias y acciones entre los distintos actores del sector privado, y con el sector público, para encontrar las soluciones que nos permitan superar las múltiples barreras, internas y externas, que se interponen al desarrollo en el corto, mediano y largo plazo”. 

Fuente: Nuestro Agro

  Recomendar a un amigo
 * Tu Nombre
 * Tu E-Mail
 * Nombre amigo
 * E-Mail amigo
Enviar
  Comentarios de Lectores
Sin comentarios hasta el momento.
Comente este artículo
 *
* Ingrese el código a continuación:
Código
Enviar